lunes, 30 de enero de 2012

Duatlón de Arta

Este fin de semana se celebraba el duatlón de Artà y tenía muchas ganas de competir. Aun así tenía muchas dudas porque últimamente puedo dedicar algo menos de tiempo a entrenar y la bici la tengo más que olvidada. Por una lado soy una persona optimista que tiende a ver el lado positivo de las cosas, aun así eso no me impide ser realista y en este caso algo me decía que con lo que entreno la bici no me podía ir bien nunca y al final las cosas caen por su propio peso.

En cualquier caso el fin de semana ha sido fantástico, Paqui y yo nos alojamos en un agroturismo donde nos trataron de lujo y la cena del día anterior fue de lo más divertida, eramos 9, 6 triatletas y 3 embarazadas así que ya os podéis imaginar los temas de conversación...

Por la mañana cuando llego a recoger el dorsal cae granizo, de broma le digo a Mito que ya puede parar el mal tiempo, que ya estamos suficiente acojonaos. No se como lo hace el tio pero a los dos minutos a parado y ya no ha vuelto a llover durante toda la mañana (Increible).

Salimos los federados primero y yo voy regulando porque se que hay muchas cuestas y porque no quiero llegar mal a la bici. Toni Swim y Tito van por delante y Rober me sigue de cerca. El cubano ha salido muy fuerte y lo paga en la segunda mitad de la carrera donde le alcanzo y nos reímos de su "mensaje subliminal".. Que grande eres cubano, de momento ya me has ganado una ;-)


Llego muy bien a la T1 adelantando gente todo el rato señal de que he ido regulando bien. En la bici en seguida engancho a uno de los hermanos Aceituno al que había adelantado corriendo y porque se ha equivocado en la primera curva. Intento aguantar su ritmo, Robert se nos une y formamos un grupo de 5 o 6.

Después de 1/2 vuelta me doy por vencido, me cuesta ir a esos ritmos incluso cuando voy a rueda. Me da caza un grupo donde va Toni Swim y me uno. Damos una vuelta a buen ritmo y la verdad es que el grupo se comporta bastante bien. El ritmo lo puedo aguantar aunque no me veo con fuerza de dar relevos, decido esperar un poco y si me veo con fuerza dar el callo.


Cuando llegamos al giro de la rotonda de canyamel me levanto para no perder el grupo y de repente el gemelo derecho ZAS se me sube hasta la rodilla. Me empieza a dar tirones y me retuerzo de dolor.  Toni swim me pregunta si estoy bien y le digo que no, me siento y empiezo a estirar el gemelo pero no mejora...

Con el plato pequeño y el piñon grande voy paseando por el circuito sin poder hacer nada, veo a Will que se ha tenido que retirar por pinchazo, voy pensando si seguir, me queda una vuelta de bici y la carrera a pie. Pienso en la media de sa pobla, en el du olimpico y decido que lo mejor es parar.

Es la primera vez que me retiro de una carrera. La sensación que te queda es peor que la de no participar, sientes que has fallado que algo no has hecho bien, repasas cada detalle siempre te acompaña la sensación de que quizás habrías podido seguir...

No soy una persona que crea especialmente en la suerte, ni la buena ni la mala, las cosas normalmente pasan por algún motivo. Esta claro que mi planteamiento de la carrera no fue el adecuado a mi nivel de forma, que quizás me quedé corto en isotónico - la falta de potasio es una de las principales causas de tirones- o simplemente no calenté lo suficiente. A partir de aquí sobre mi decisión de retirarme estoy 100% convencido de que fue lo mejor. De otro modo quizás ahora estaría escribiendo una crónica épica, de esas que hacen que uno se emocione al ver el esfuerzo de un atleta contra la adversidad y que terminaría con un "ahora tendré que estar 1 mes sin correr debido a mi lesión, que mala suerte la mía".

Por "suerte" yo espero estar en la línea de salida este domingo para hacer la media maratón de Sa pobla donde quizás consiga mejorar mi marca en esta distancia junto a Edu y a Jose Alberto.

Que la suerte nos acompañe ;-)

2 comentarios:

  1. ànim! Ara descansar, recuperar i a sa pobla, a matxacar

    ResponderEliminar
  2. Jeje, ya te lo comenté en el foro...en el poquito tiempo que llevo haciendo triatlones y carreras nunca me había planteado esta posibilidad (bueno miento, por un pinchazo o una caida en bici sí, que soy muuuuy torpe) y al ver tu crónica me di cuenta de lo importante que es ser capaz de tomar esa decisión cuando llega el momento, aunque debe costar mucho. Muchos ánimos y el domingo vamos a darle caña!!

    ResponderEliminar