domingo, 17 de abril de 2011

Los puertos de tres en tres

Como ya había comentado, el sábado me tocaba entreno de montaña. Al final se apuntaron el cubano, Toni y Berto. El cubano nos acompañó hasta Selva y allí se volvió para casa ya que su rodilla recien operada no está para muchos trotes. Eso sí en el rato que estuvo con nosotros nos deleito con su particular silencio cubano...

Ya desde Santa Maria Berto, que venía con su cabra, nos llevaba con el gancho puesto a Toni y a mi y le teníamos que ir frenando para que no nos ahogase antes de llegar al coll de sa batalla. El primer puerto, hasta Escorca lo hicimos a buen ritmo. Volví a repetir estrategia y tire siempre con el 21 y el 23 usando el 25 solo en algunos metros complicados. La verdad es que me sorprendí que pude llevar un buen ritmo (rondando los 14 km/h), parece que los entrenos se empiezan a notar.


De Escorca hasta el cruce de la Calobra es una gozada, bajadas y llanos que te permiten disfrutar de hacer algunas curvas sin tener que estar tirando de tanto freno. Llegados al cruce de la calobra la cosa se pone dura y empieza el segundo puerto de la ruta.

El puerto de monnaber conocido por pasar por las faldas del puig major es un puerto engañoso. El cartel que marca su inicio dice algo así como 7,7km 4,4% (no lo recuerdo muy bien) el problema es que los metros de subida se hacen en un tramo al principio (después del cruce de la calobra) y pasado el lago de cuber, antes del cuartel militar. Berto iba muy tranquilo, hablando todo el rato demostrando que mi ritmo se le hace muy llevadero y Toni andaba un poco más justo. Aun así se nos hizo menos complicado de lo que pensaba. Una vez pasamos el tunel tocaba bajar y bajar y bajar y bajar... Como dirían mis amigos gaditanos, madre mia que hartá de bajar.

Cuando llegamos a Soller tenía el pulso por los suelos (100 ppm) y costó volver a recuperar el modo de trabajo. Nos tocaba el tercer y último puerto, el Coll de Soller. Los km desde el pueblo hasta el Coll se hacen interminables, luego el puerto es bastante llevadero, mis piernas ya no me permitían muchos lujos y a 160 ppm subía a un ritmo de 12 km/h.

Una vez arriba, Berto tiró a su ritmo para abajo y se fue directo a casa porque le esperaba el presi. Toni y yo bajamos a nuestro ritmo y tiramos para bunyola y Santa Maria.

Optimismo

Después de este entreno y teniendo en cuenta que las sensaciones fueron buenas durante todo el recorrido y que me pude permitir el lujo de apretar el ritmo cuando iba hacia Santa María puedo decir que afronto el reto de la 167 con mucho optimismo. Atrás quedan las dudas de si podré terminarla, ahora solo me planteo poder disfrutar del cicloturismo.

Y como ya no me queda nada y el tiempo de entrenos se agota, para el próximo tocará de nuevo 3 puertos enfrentándome a la temida Pedrissa. Así que ruta propuesta: Santa Maria - Alaró - Orient - Bunyola - Soller - Deia - Valldemossa - S'Esgleieta - Santa Maria. Dia propuesto Jueves a las 8:00 ¿te apuntas?

6 comentarios:

  1. Entrenando así llegarás sobradisimo a la 167...

    ResponderEliminar
  2. No hay dudas...tus entrenos ya dan sus frutos... y de que forma.

    ResponderEliminar
  3. no me gusta la idea de ir por la carretera de deia valldemossa-palma. no tiene arcen i escmuy peligrosa.

    por cierto, hoy comentabamos que las 8 es muuuuuuy pronto. se puede negociar?

    ResponderEliminar
  4. Sparring, ¿te apuntas a la salida de mañana? Toca más montaña de la que te gusta. Ideal para tu super bici!!

    ResponderEliminar